Las autoridades y pobladores de Echeandía, provincia de Bolívar, recuerdan a Fernando Lugo como "el cura de los pobres" y es por eso que ayer, al recibir su visita como presidente electo del Paraguay, no faltaron las muestras de cariño hacia quien ejerció el sacerdocio en ese cantón entre 1978 y 1981.

La alcaldía de Guaranda y la prefectura provincial le designaron como "uno de sus hijos más ilustres" por el aporte que hizo a esta zona con su labor religiosa y le entregaron las llaves de la ciudad.

Por su parte, las madres carmelitas le entregaron la banda presidencial que lucirá durante su mandato. Está confeccionada en terciopelo y adornada con el escudo de Paraguay, hecho a mano con hilo de seda.

La madre Graciela de Santa Teresita fue quien, desde el pasado 3 de junio, elaboró la banda, que aún no está concluida porque, según la religiosa, la visita de Lugo la tomó por sorpresa.

La banda, dijo sor Graciela, no está elaborada "solo con tela e hilos, sino con oraciones", una de ellas irá escrita en la prenda, escondida entre la banda y el escudo. En esa oración se recoge el apoyo espiritual al presidente Lugo y revela "una petición para que el Señor le ilumine en la toma de decisiones", comentó la madre Graciela, quien indicó que las carmelitas de Guaranda rezarán para pedir por el mandatario paraguayo.

1 comentarios

  1. Gloria // 18 de junio de 2008, 1:21  

    QUE ALEGRIA Y QUE SATISFACCION !! al leer estos artículos..!! Por fin tenemos un PRESIDENTE de la República que honra a su pueblo!
    Ahora le toca al pueblo... ser digno de nuestra Patria..!
    Basta del pokare, coimas y de robar descaradamente al ocupar algun cargo en el gobierno, cada uno ha de ser responsable de la tarea que se la asigna. Cada ciudadano ha de velar por el bien del país.
    FUERZA PRESIDENTE! FUERZA PARAGUAY!