"Hoy, las condiciones están suficientemente dadas y maduras para conquistar el poder y comenzar a hacer realidad el nuevo Paraguay. La mayoría de la gente ya nos ha dado su voto. Ahora necesitamos cuidarlos con uñas y dientes. Y nosotros, Federico y yo, a esa ciudadanía, a la mayoría de ese pueblo paraguayo, ya le hemos entregado nuestro corazón".

Así lo señaló hoy el candidato a la Presidencia de la República por la Alianza Patriótica para el Cambio —APC—, Fernando Lugo, durante el acto de presentación de las área prioritarias previstas en el plan de Gobierno para el mandato 2008-2001, que se desarrolló en un céntrico hotel de Asunción con la asistencia de cientos de personas.

"Llamamos a todos los cuidadanos/as a unirse a este proyecto para servir a la Nación y lograr el anhelado bienestar para todos, y sobre todo para las grandes mayorías postergadas. Llamamos a los jóvenes, a los empresarios emprendedores, a los funcionarios honestos, a los trabajadores, campesinos y profesionales, a las amas de casa, y a todas las personas que en el fondo de sus corazones desean un país diferente, a cerrar filas con la APC", añadió.

"Les pido dejar de lado las dudas y vacilaciones para lanzarnos con fe y decisión a organizarnos y a trabajar, a conquistar los votos que necesitamos para ganar, y a defenderlos con valentía y con honor, como corresponde a todo ciudadano y ciudadana dignos", finalizó Lugo, quien afirmó que, "más que nunca, estamos a un paso de lograr una hazaña histórica".

Discurso de Fernando Lugo

1. MENSAJE SOBRE LA VISION Y COMPROMISO DE LA APC CON LA GENTE

La APC es un proyecto abierto a todas las fuerzas democráticas del país sin privilegiados ni excluidos que se compromete a realizar las grandes transformaciones necesarias para que el Paraguay supere las limitaciones que hoy impiden su desarrollo, que le convierta en un Estado Social de Derecho que asegure a sus habitantes la libertad, la justicia social, la estabilidad y el desarrollo económico, el equilibrio ecológico y el respeto de sus vidas e intereses.

El programa de gobierno, elaborado colectivamente, es la expresión de lo que razonablemente podemos realizar en cinco años de gobierno. Como corresponde a un documento de esta naturaleza plantea fundamentalmente los problemas a ser enfrentados, los grandes lineamientos de la futura acción gubernativa, poniendo énfasis y mayor detalle en aquellas cuestiones cuya trascendencia exige especial atención.

Estas areas de priorización prográmatica son resultados de una tarea pluralista, y de contribuciones desinteresadas en la que la dirigencia política ha recibido la colaboración de técnicos, especialistas en diversas ramas del quehacer nacional y distintos sectores de nuestra sociedad, empresarios, artistas, jóvenes, mujeres, sindicatos, campesinos y organizaciones no gubernamentales. Asimismo recogen las inquietudes de las consultas departamentales y distritales, mediante reuniones de diversa naturaleza de las cuales hemos participado.

Asumimos el compromiso de cumplirlos una vez que el voto popular nos permita iniciar la gran tarea de cambiar el estilo de gestión gubernativa y de convivencia política en el Paraguay así como de impulsar un nuevo modelo de desarrollo.

Ese desafío involucra a todos y no se agota en los comicios. Se irá realizando día a día, cuando cada paraguayo y paraguaya asuma ser parte de esta gran tarea, bajo la orientación de un gobierno patriota y honesto, que anteponga en sus decisiones los intereses nacionales a los de cualquier otra naturaleza.

Para derrotar el atraso se requiere en primer lugar desplazar del poder a sus responsables, cómplices y encubridores, ya que de lo contrario solo cabe la regresión política y la incertidumbre económica. Es evidente que los herederos de la dictadura hoy están eligiendo proyectos y personas cada vez peores.

Si el Paraguay quiere darse la posibilidad de superar el pasado, de emprender la solución de sus problemas, debe elegir a personas comprometidas con la construcción de una sociedad más justa, una economía más competitiva y equitativa, y un gobierno más eficiente y transparente para mejorar las condiciones de vida de todos los paraguayos/as.

La alternancia ha dejado de ser una cuestión puramente moral o puramente política. Hoy la alternativa es la alternancia o el retroceso: y la alternancia es posible y es el camino seguro para la realización de los genuinos cambios que la Republica hoy reclama. Los ciudadanos están dejando de ser mercancía electoral; los electores quieren recuperar el Estado para la ciudadanía y la gente busca una economía sólida e incluyente para mejorar sus condiciones de vida y un gobierno que defienda los intereses de la Nación.

El dilema no es hoy entre mercado y Estado; tampoco entre sector privado y sectores pobres, ni entre colorados, liberales, partidos y movimientos. El dilema real hoy pasa por el „poder para servir y el servirse del poder‰ pisoteando las normas jurídicas de la Nación. El dilema es entre la discrecionalidad y la arbitrariedad y el Estado Social de Derecho como consagra nuestra Carta Magna.

La pluralidad ideológica es saludable porque permite la unidad en la diversidad basada en los grandes objetivos nacionales. La amenaza a la gobernabilidad tiene origen en las violaciones de la ley y de los derechos de la persona.

¿Qué piensa la gente del gobierno, de la economía y de los derechos ciudadanos?

2. PROBLEMAS U OBSTACULOS PARA EL DESARROLLO

En nuestras visitas a lo largo y ancho del país nos dicen lo siguiente:

GOBIERNO/ESTADO

El gobierno no funciona como un medio para mejor la calidad de vida de nuestros compatriotas. Es una maquina que genera nuevos ricos y una fabrica que produce ciudadanos de segunda clase, de hecho que impide el desarrollo económico y la vigencia real de la democracia.

El gobierno no se ocupa de apoyar con políticas públicas proactivas para la producción y la creación de empleo que evite el éxodo de paraguayos al exterior o a poblar los barrios marginales de las ciudades del país.

El Estado ha perdido su capacidad de garantizar la seguridad de las personas y de los patrimonios bienhabidos y ha sido incapaz de liderar la construcción de un consenso para impulsar un nuevo modelo de desarrollo donde todos puedan crecer y vivir mejor.

El gobierno, hasta ahora, no ha implementado una politica social para ir superando la pobreza y las desigualdades sino que se ha dedicado a entregar dádivas y denigrar a la gente.

El Estado no trabaja con la sociedad civil y el sector privado para defender los intereses nacionales en el campo energético, comercial, económico y social.

En esta circunstancia, el Estado no cumple con sus funciones para generar las condiciones apropiadas para una economía pujante donde todos logren beneficios. Hoy nos enfrentamos:

ECONOMIA

Con una economía que crece coyunturalmente pero sólo en beneficio de algunos sectores, razón por la que se genera desempleo, ocupación disfrazada, pobreza, marginalidad, mendicidad y migración.

La economía esta centrada sobre algunos productos expuestos a la volatilidad de los cambios externos, por su poca diversificación, bajo nivel de valor agregado y poca diversificación de mercado.

El crecimiento económico actual no puede ser sostenido, sustenable ni equitativo por estar basado en pocos productos primarios, degrada el medio ambiente y margina a un sector grande de compatriotas.

Los cambios externos (precios y clima) y los vaivenes internos por modificaciones de reglas de juego y favoritismos, no contribuyen a crear una base sólida para el crecimiento económico y la equidad social.

¿Qué lecciones nos han dejado la dictadura y la transición a la democracia como ciudadanía?

HONRAR LA DEUDA SOCIAL Y CIUDADANA

La dictadura aplastó a la ciudadanía y negó la vigencia de los derechos humanos. La transición ha defraudado el sueño de las grandes mayorías de acceder a recursos para mejorar la calidad de vida.

El proceso democrático necesita dar pasos firmes para mejorar la representación y aplicar el premio o castigo a la gestión y a los resultados en la votación electoral.

El sector privado y los sectores sociales bajo el liderazgo del gobierno están obligados a mejorar las condiciones de vida de los pobres para garantizar la estabilidad social.

Los cargos públicos no son de los partidos políticos sino de los funcionarios honestos y capaces que no necesitan de padrinos y mandamaces.

Frente a estos obstáculos para el postergado desarrollo económico del Paraguay, el Programa de la APC se propone los siguientes objetivos estratégicos:

3. OBJETIVOS ESTRATEGICOS


Construir un Estado a partir de los intereses de los ciudadanos, más alla de los límites partidarios y de los grupos de poder económico, capaz de privilegiar el bien común, la transparencia, la eficiencia y la equidad de las políticas públicas y cuyos gobernantes rindan cuenta de su gestión a la ciudadanía para acabar la corrupción, la impunidad, la ineficiencia y las grandes inequidades sociales.


Impulsar el desarrollo económico con la participación de la sociedad civil, el Estado y el sector privado para mejorar las condiciones de vida, el medio ambiente, el clima de inversión y ahorro, la competitividad y el crecimiento económico con generación de empleo.


Defender los intereses nacionales y los derechos fundamentales de todos los paraguayos para acabar con las oprobiosas discriminaciones y privilegios. Para cumplir con estos objetivos estratégicos, hemos priorizados las siguientes areas programáticas.


4. ÁREAS DE PRIORIZACION PROGRAMATICA


4.1 ESTADO PROMOTOR DEL DESARROLLO, DE LA SEGURIDAD Y LA ESTABILIDAD ECONOMICA Y SOCIAL

Los paraguayos hemos aprendido la lección de que no basta derrocar la dictadura para lograr el desarrollo económico. Pocos invierten en un país donde se privilegia el tráfico de influencias, se violan las leyes y no existe credibilidad en las instituciones. Necesitamos de un Estado que garantice el cumplimiento de las reglas e imparta castigo ejemplar a los transgresores de la ley.

El Estado será el promotor del desarrollo en forma conjunta con el sector privado y la participación de la ciudadania para promover las actividades productivas genuinas sin sacrificar los recursos naturales, sin degradar la naturaleza y precarizar las condiciones laborales. La economia paraguaya debe crecer en forma sostenida sin expulsar su fuerza laboral hacia el empleo precario, la criminalidad o la emigración. La revolución tecnológica, la inversión en infraestructura y en recursos humanos han transformado otras economias a corto tiempo, mientras el Paraguay sigue siendo una de las economias con menor productividad, mayor desigualdad en la distribución del ingreso y mayor nivel de pobreza en la región.

Otra deuda pendiente de la democracia paraguaya es la inseguridad ciudadana, este flagelo preocupante que se cierne sobre las familias y las instituciones. Vamos a combatirla con entereza atacando sus causas: la corrupción, la impunidad y la debilidad institucional.

La estabilidad macroecónomica constituye un logro importante en América Latina. El continente que ha aprendido de las políticas erradas que han llevado a altas tasas de inflación y de déficit fiscal. La estabilidad ha dejado de tener colores e ideologías.

La pobreza y la desigualdad representan pérdidas económicas por la sub utilización de recursos y al mismo tiempo constituye un caldo de cultivo que puede generar una inestabilidad social tan peligrosa como la inestabilidad política y económica.

4.2 CRECIMIENTO ECONOMICO SUSTENTABLE CON EQUIDAD SOCIAL Y GENERACION DE EMPLEO

Estamos comprometidos a impulsar un crecimiento económico sustentable sin destruir el medio ambiente, aumentando la productividad de nuestra economia, y donde prime el interes de la generación de empleo y la mejor distribución de ingresos y oportunidades para nuestros conciudadanos.

Para esta tarea, apostamos a la iniciativa privada y al mercado como generador de demanda de mano de obra y asignador de recursos con la activa participación del Estado, como garantía de la distribución equitativa del ingreso, preservación del medio ambiente y el derecho de los débiles.

Apostamos a la promoción de las micro, pequeñas y medianas empresas tanto urbana como rural, mediante políticas sectoriales proactivas, tales como asistencia tecnológica, financiera y creación de canales de comercialización. Asimismo alentaremos a las empresas innovadoras y a las empresas asociativas y cooperativas.

4.3 VIGENCIA Y EXPANSION DE LOS DERECHOS SOCIALES


Estamos comprometidos a ampliar el sistema de educación y de mejorar la calidad de la enseñanza pública. Garantizaremos el acceso universal a una educacion pública e integral (básica y media) con alto niveles de retención, promoviendo la equidad, los valores democráticos y la integración a la comunidad y al trabajo.

Impulsaremos el sistema nacional de salud con reorientación de la reforma sanitaria asegurando, el acceso universal contínuo y oportuno a servicio de salud de calidad, priorizando la salud materno infantil y a las poblaciones pobres y honorables.

Estamos comprometidos a desarrollar las viviendas de interes social con financiamiento accesible y participación de la comunidad.

El deterioro del empleo rural y la agobiante situación del trabajo urbano, plantean la necesidad de resolver la falta crónica de trabajo estable cuya consecuencia inmediata es la ampliación de la pobreza y de la desigualdad. La APC se compromete de impulsar en forma efectiva el programa de la lucha contra la pobreza, priorizando las areas más vulnerables.

La reforma agraria integral y la atención a las poblaciones indigenas son compromisos ineludibles de este proyecto político que pretende saldar la deuda social con el pueblo paraguayo.


4.4 MODERNIZACION DEL SECTOR PUBLICO Y DESARROLLO INSTITUCIONAL


La reforma administrativa del sector público es un imperativo para la construcción del nuevo modelo económico. Esta conlleva la profesionalización del servicio civil, aumento de las capacidades del Estado para proteger los derechos y cumplimientos contractuales.

Asimismo trabajaremos por lograr la trasparencia, eficiencia y equidad en la prestación de los servicios públicos, el fortalecimiento de las finanzas públicas y de la capacidad de regulación del Estado.


Desde el Estado impulsaremos las inversiones en ciencia y tecnología, ampliación de la infraestructura vial, transporte y de comunicación. Igualmente implementaremos acciones tendientes a aumentar el capital social en las comunidades urbanas y rurales.

Vamos a encontrar una solución a los problemas a las empresas públicas para mejorar sus servicios, ampliar su cobertura y lograr mayor trasparencia y mejor gestión financiera.

4.5 PROYECCION INTERNACIONAL Y SOBERANIA ENERGETICA

Una de las prioridades de este proyecto político es aumentar la capacidad de exportación y de diversificación de productos y mercados.

La globalización no solo implica poner las reglas del mercado sino los intereses del pais en las rondas de las negociaciones. Para tener éxito en el campo internacional, vamos reestructurar el servicio exterior y mejorar la capacidad de negociación de los funcionarios públicos.

El Paraguay exigirá formalmente la renegociación de los tratados respectivos, para disponer libremente de nuestros excedentes hidroeléctricos y recibir un justo precio por ellos. Exigirá acceso técnico, sin costo adicional, de la totalidad de la energía que le corresponde de Itaipú (ampliación de subestación margen derecha) y de Yacyretá (puesta en sincronía de unidades paraguayas con sistema eléctrico nacional), según establecen los tratados respectivos, y la eliminación de todas las deudas espurias.

La APC demandará además la reducción de las tasas de interés usurarias, la cogestión efectiva en la administración de los entes binacionales y la transparencia en la gestión, con libre acceso a la información pública y el control por parte de los entes de fiscalización pública de los países involucrados.

Impulsaremos la construcción de redes de transmisión de gran porte para asegurar el suministro interno del país, estimular el uso productivo de nuestra hidroelectricidad y posibilitar que el Paraguay sea el centro de interconexión eléctrica del MERCOSUR, exportando su hidroelectricidad a precios de mercado. Se reforzarán las redes eléctricas, particularmente las rurales, trifasicándolas y reconstruyéndolas con materiales de calidad, de modo a asegurar un servicio de calidad a todo el país.

Promoveremos la firma de acuerdos con países productores de petróleo y gas natural, orientados a disponer de combustibles de mejor calidad y precio. Se estimulará la prospección, exploración y explotación de yacimientos de hidrocarburos, así como la construcción de gasoductos que le permitan disponer de gas natural al Paraguay.

Los biocombustibles y otras energías renovables se aprovecharán en forma social y ambientalmente sustentable, para generar puestos de trabajo y reducir la dependencia del petróleo importado.

5. MENSAJE FINAL

Llamamos a todos los cuidadanos/as a unirse a este proyecto para servir a la Nación y lograr el anhelado bienestar para todos, y sobre todo para las grandes mayorías postergadas. Llamamos a los jóvenes, a los empresarios emprendedores, a los funcionarios honestos, a los trabajadores, campesinos y profesionales, a las amas de casa, y a todas las personas que en el fondo de sus corazones desean un país diferente, a cerrar filas con la APC.

La fuerza y la adhesión permanente de cuidadanos de todos los colores y clases sociales, nos animan y nos dan fuerza para lograr el poder y transformarlo en beneficio de todos. Necesitamos urgentemente emprender la conquista de la democracia, el desarrollo y la independencia, necesidades fundamentales del nuevo Paraguay.

El cambio es necesario y es posible. Más que nunca estamos a un paso de lograr una hazaña histórica. En las miradas, en las palabras y en los gestos cómplices de las personas comunes con quienes nos encontramos todos los días en la calle podemos leer el advenimiento del triunfo. Necesitamos que este triunfo en las urnas abra el camino de la alternancia para hacer posible el inicio de la construcción del Estado democrático, de la vigencia del Estado de derecho, la participación ciudadana y el desarrollo de una economia sólida y solidaria donde el bienestar de la gente se conjuga con la generación de la riqueza.

El cambio es posible y es una construcción colectiva desde la gente y con la gente. El cambio se ha iniciado hace tiempo en nuestro país con la acumulación paciente y tesonera de muchas experiencias anteriores, y ha generado una fe inquenbrantable de mujeres y hombres, fraguada al calor de las luchas sociales y políticas. Hoy las condiciones están suficientemente maduras para conquistar el poder y comenzar a hacer realidad el nuevo Paraguay. La mayoría de la gente ya nos ha dado su voto, ahora necesitamos cuidarlo con uñas y dientes. Nosotros entregamos nuestro corazón.

Hago un llamamiento a todos y a todas a ponerse de pie para defender esta preciosa joya que tenemos en nuestras manos. Estamos llamados a ser los protagonistas directos de un quiebre histórico trascendental en nuestro país. Les pido dejar de lado las dudas y vacilaciones para lanzarnos con fe y decisión a organizarnos y a trabajar, a conquistar los votos que necesitamos para ganar, y a defenderlos con valentía y con honor, como corresponde a todo ciudadano y ciudadana dignos.

VIVA EL PARAGUAY!!

Viernes 25 de enero de 2008

Fernando Lugo, candidato a Presidente por la APC

1 comentarios

  1. parapiti pora // 25 de enero de 2008, 19:30  

    Preludios de un fracaso opositor anunciado

    Por Luís Agüero Wagner
    Escritor y periodista

    Ha quedado en evidencia en estos días, aunque pueda ser decepcionante, que el deforme conglomerado de oportunistas sin candidato potable, eternos perdedores ante el gobernante partido colorado y desprestigiados personeros de la indiscriminada corrupción imperante en la política paraguaya,que hoy se han colgado dela sotana del obispo Fernando Lugo, no está en condiciones de ganar las elecciones ni siquiera en una comisión barrial de suburbios en esta aldea tercermundista.

    Ello aunque se pasen el tiempo difundiendo encuestas fraguadas, discursos triunfalistas e información tendenciosa al respecto, por intermedio de agencias noticiosas de derechas, como si con rumores pensasen tumbar a una maquinaria electoral que hace pocos días dejó en ridículo a la más poderosa embajada imperial del Cono Sur, la legación diplomática de Estados Unidos en Paraguay.

    No habrá pasado desapercibido que la más fuerte apuesta de una embajada que dirigió el Operativo Cóndor y monitoreó golpes militares y dictaduras como las de Videla y Pinochet desde su portentosa base-fortaleza en Asunción (la candidatura del ahijado del embajador James Cason - el ex vice presidente Luís Castiglioni), fue desbaratada por un endiablado andamiaje de poderío electoral combinado con desapego al legalismo, esta última apenas una quimérica entelequia que en Paraguay solo vive en el lirismo y la retórica de la desquiciante oposición.

    ¿Están en mejor posición para enfrentar al mismo adversario que acaba de derrotar a los agentes del más poderoso imperio los partidarios del obispo Fernando Lugo?

    Aunque los opositores ensayen diversos argumentos y difundan información adulterada y medias verdades, la falta de fe en la propia capacidad para derrotar la aceitada maquinaria gobernante en Paraguay desde hace 61 años se refleja en la desesperaciónpor el cupo en el parlamento, injustificable en quienes de obtener una victoria electoral podrían copar las posiciones del poder ejecutivo.

    Once listas rivales competirán entre sí, todas ellas de presuntos partidarios del obispo, aunque presentarán batalla en forma desorganizada y fragmentaria, disminuyendo seriamente sus posibilidades y convirtiéndose en adversarios en la carrera por una banca en el congreso.

    Tan ingenuos son que piensan que coqueteando con el perdedor de las internas coloradas obtendrán algún rédito, siendo ampliamente conocido y demostrado en innumerables ocasiones que los miembros del partido gobernante ensamblan con naturalidad sus fuerzas cuando el compromiso electoral lo requiere.

    Desgraciadamente, no están en condiciones de ganar a nadie porque priorizan el acomodo personal, algo que demostraron en la malograda Concertación, donde el juego sucio y la política de achique que pusieron sobre la mesa determinaron la fractura en tres que hoy los condena a un nuevo fracaso.

    El discurso de los partidarios del obispo, que tiene a buena parte de su familia viviendo en Estados Unidos y trabajando para organismos de coacción imperialista como USAID, es vacío en varios aspectos, empezando por la falsedad en que incurrieron al presentarse como un movimiento adscrito al socialismo del siglo XXI cuando sus fuentes de financiación proceden de Washington.

    Hoy sus candidatos hablan de que acabarán con las exclusiones, ¿Acaso tienen autoridad tras haber excluido en forma anti reglamentaria y autoritaria a la mitad del electorado que representaban en la Concertación el Partido Patria Querida (casi un tercio del electorado nacional en las últimas elecciones nacionales) y a la tercera fuerza opositora (con un 15 por ciento de votos duros)en un solo golpe de mano?

    Hoy en Paraguay habla con soltura de fraude electoral una dupla compuesta por un cura que no respetó las reglas, ni siquiera lasque rubricó con puño y letra cuando una votación ilegal le favoreció en la extinta Concertación, y un segundón conocido por sus mismos correligionarios con el mote de “Federico Fraude”. Parten de la falsa premisa que el deterioro de la situación económica les favorece electoralmente, cuando que los votantes de sus adversarios son reclutados con mayor facilidad en tiempos de recesión que de prosperidad. Tan anunciado es el fracaso de la mal llamada “Alianza patriótica para el cambio” que hasta los cabecillas luguistas de Buenos Aires tuvieron que soportar la humillación de que el Canciller argentino Jorge Tahiana en persona les anuncie su segura derrota electoral, por considerarse segura en las altas esferas del actual gobierno argentino, cuando lo visitaron en su oficina hace un par de semanas.

    Acusan a los pesimistas de oponerse al cambio, cuando los que se dejaron llevar por sus ambiciones de sobrevivir en la política cuando ya no tenían oportunidad de hacerlo fueron ellos. Hablan de oponerse al cambio, cuando son ellos quienes dejaron sin chance a su candidato al destruir la Concertación.

    Apelan a recursos tan dramáticos tales como que se sienten amenazados en su integridad física, que temen ser eliminados. Debo decir con toda sinceridad que si alguien tiene interés en eliminar a quienes apuntan al tercer puesto el 20 de abril, sólo podemos sospechar del empresario Pedro Fadul, verdadero rival directo de Fernando Lugo, pues será quien realmente disputará el tercer puesto con la alianza luguistay no deseará quedar cuarto.

    Además, ¿Quién podría querer eliminar a quienes ya se eliminaron solos por su propia torpeza?