Continuando su visita a distintos países de la región, el presidente electo Fernando Lugo comparte desde la tarde del lunes con los pobladores de las ciudades de Guaranda y Echeandía, en Ecuador.

En medio de su recorrido, Fernando Lugo prometió en Ecuador que trabajará para que el Paraguay ya no sea visto como uno de los más corruptos y luchará al lado de los demás gobiernos de izquierda por la defensa "de la soberanía con equidad".

"Queremos que nuestro país no sólo sea recordado como el mas corrupto de América y el fútbol, sino por su gente, nobleza, humildad y laboriosidad", dijo el presidente en un discurso ofrecido en Guaranda, adonde regresó casi tres décadas después de haber iniciado allí su vida religiosa.

El electo mandatario se reunió con el presidente de Ecuador, Rafael Correa e hizo lo mismo con Evo Morales en Bolivia, donde estuvo entre el sábado y domingo.

Posterior a este país, Fernando Lugo, “el obispo presidente” viajará a Venezuela, donde también se reunirá con Hugo Chávez y tiene previsto regresar al país, el próximo jueves 19.