A su regreso de Lima, donde asistió a la Cumbre de Jefes de Estado, el presidente electo Fernando Lugo visitó el fin de semana el II Departamento de San Pedro, donde fue obispo durante once años.

Después de asistir a la Misa en la Catedral de la ciudad, Lugo se dirigió a diversas localidades como Santa Rosa del Aguaray, Cruce Liberación, Guayaibi, Santaní y San Pedro del Ykuamandyyu.
Dijo a los lugareños que su visita tenía dos propósitos ecenciales que son agradecer por la confianza depositada en su persona y elegirlo como presidente de la República, y a la vez renovar el compromiso de trabajar por el país.

Reunido con dirigentes liberales y acompañado por gobernador electo de San Pedro, José "pakova" Ledesma, Fernando Lugo explicó a la gente reunida en la escuela Nueva Germania de esta localidad, el motivo por el cual se reunió a almorzar y viajó con Nicanor a Lima.

"Todo se debe a que existe la institucionalidad, a pesar que existen diferencias y hoy día debemos dejar de lado las ideas propias y centrarnos en el trabajo del conjunto para bien del pueblo", dijo Lugo.

Sucede que el 20 de abril ellos ayudaron a que haya cambio en el país y desde el 16 de agosto los actores van a ser los de la Alianza, y van a trabajar con y para el pueblo, explicó. Finalmente agradeció el apoyo de la gente porque el cambio vino de abajo, del pueblo