Recorrió varias ciudades
del II Departamento

"Así como me enseñaron a caminar correctamente como cabeza de la Iglesia, ahora con la misma humildad les pido enseñenme a ser un presidente de la República capaz y verdadero", dijo en un marcado guaraní para ganarse el aplauso de los lugareños en San Pedro del Ycuamandyyu.

Les recordó que durante la campaña muchos le preguntaban si cuánto daño le hacía todo lo que decían de su persona, pero la fortaleza la adquirió del pueblo, refirió.

"Mucha gente se tiró contra nosotros, pero el 20 de abril fue un día grande y algunos me dijeron ¿y te vas a callar? ¿no les vas a responder?. Pero ahora les digo que les hice tragar su naco y hasta ahora no pueden hablar; tienen en el estómago revuelto y no pueden reaccionar, porque este triunfo, como dice Luis Alberto del Paraná, pertenece al pueblo humilde y más olvidado".

Recordó una vez más que a él lo eligieron para ser presidente de todos los paraguayos y sin rencor ni revanchismo así lo hará. "Sin soberbia queremos ejercer el poder como servicio. Es gran cosa ser presidente de la República y reconstruir el país desde el cimiento y quienes estuvieron 60 años en el poder, ya no van a mamar más del Estado", sentenció

"No nos asustan el desafío ni el trabajo, así como no nos asustaron las mentiras y calumnias. Ahora tenemos la hermosa oportunidad que no queremos perder y no les vamos a defraudar porque las inquietudes más sentidas, los deseos mas íntimos de este pueblo, los llevo en lo más profundo del corazón", enfatizó.

Otras localidades

Hace un tiempo vinimos a pedirles votos y ahora les cenismo a agradecer. “Lugo ganó porque la gente no quiere viajar, ya no quiere pasar hambre, ya no quiere enfermarse y padecer. Por eso ganó el pueblo, porque está unido y lo demostró ese día 20 de abril, y así debemos seguir. Ellos eran muy valientes y durante 61 años mandaron y nosotros nos dimos cuenta que la gente pobre que no se une al pobre en balde. Se unieron la mayoría del pueblo paraguayo y para que elegir a Fernando Lugo como presidente de todos los paraguayos. Gracias por elegirme para ser presidente de todos los paraguayos sin distinción. Terminó el tiempo de elección, de propaganda electoral; ahora tenemos que unirnos y en una sola palabras bajo el amor de Dios comenzar a trabajar por el país dejando de lado las habladurías”, significó entre otras cosas más.