El presidente Fernando Lugo plantó en los jardines de la Residencia Presidencial un tajy, árbol tradicionalmente paraguayo, como un compromiso con los niños y niñas que celebraron su día.

El nuevo mandatario señaló que ese compromiso lo hace porque existe la necesidad de trabajar con este sector, cuidarlo, asistirlo y protegerlo como si lo hiciere como una planta que requiere atención para crecer y dar frutos.

Estuvieron presentes además, el presidente venezolano Hugo Chávez, la Ministra de la Niñez, Liz Torres; la Ministra de Acción Social de Venezuela, Erika Farías y otras autoridades nacionales.