El presidente electo Fernando Lugo visitó en la mañana de hoy, las comunidades indígenas Maxklalawaya, la Leona, Puente Kaigue, Paraíso, Urundey, Las Flores, Paciencia y la zona de Pa’i Puku, ubicadas en los departamentos de Boquerón, Alto Paraguay, en el Chaco paraguayo. El nuevo mandatario observó in situ la situación extrema en la que viven las parcialidades étnicas de esta región del país y recibió de parte de los líderes aborígenes, las inquietudes y solicitudes.

Los referentes explicaron al nuevo jefe de Estado que las comunidades tienen precariedades en lo referente a la salud y la educación. Sostuvieron que solo cuentan con dispensarios médicos con insuficiencia en cuanto a insumos y medicamentos. En materia de educación, mostraron a Lugo que los niños desarrollan sus clases debajo de los árboles, no tienen útiles para el estudio, ni la infraestructura mínima para que los niños reciban educación como lo manda la Carta Magna.

Los indígenas destacaron también la falta de agua potable en sus comunidades, lo que representa el inicio de una serie de problemas ambientales, sanitarios y de convivencia.

Una vez oídos los reclamos y requerimientos, el presidente electo afirmó que su gobierno, a través de las Secretarías de Emergencia Nacional y Acción Social, realizará la ayuda a las comunidades, en lo referente a la instalación de tanques de agua potable, salud y educación. Expresó que se van a aumentar el presupuesto del INDI, para que esta institución pueda trabajar de cerca y realizar trabajos en conjunto con las parcialidades indígenas.

La preocupación de Fernando Lugo hacia las comunidades indígenas y sus condiciones de vida, el abandono en el que están sumidas y el desinterés demostrado hacia ellos de los anteriores gobiernos, ha sido siempre una constante. Desde su administración, el futuro mandatario anuncia profundos cambios a favor de este sector.

El presidente electo Fernando Lugo estuvo acompañado de Camilo Soares, futuro responsable de Emergencia Nacional y Luis Bareiro Spaini, futuro ministro de Defensa.

1 comentarios

  1. ana // 5 de agosto de 2008, 12:12  

    ¡¡Qué Bueno!!¡¡Bravo!!
    Excelentísimo Señor Presidente,
    me permito expresarle mis congratulaciones, y al mismo tiempo mis sinceros reconocimientos, por la gran labor que proyecta en estas visitas a los más necesitados, y en especial a los indígenas; como lo habrá comprobado, son gente de pura sangre, gente noble, limpia de alma y corazón, son gente valiente, porque aguantan, amén del clima árido de nuestro Chaco, tan inhóspito, tan bravo, con la dignidad de los seres humanos verdaderamente libres, aguantan también la indiferencia de que son objeto por parte de cada gobierno, y también de los ciudadanos, de lo blancos como lo dicen ellos.
    Usted proyecta la visión, la misión y la política tan esperada, al llegarse hasta nuestros hermanos indígenas, y ellos como nosotros esperan que les llegue a través de sus gestiones, la educación, el fortalecimiento de su propia cultura, la inserción en la sociedad productiva, con asesoramiento, ayudas, cooperaciones, y demás; ellos han demostrado de que son capaces de ser productores, pues con los menonitas han aprendido desde su idioma hasta a trabajar, a producir, a unirse en cooperativas.
    A los que se encuentran " a la deriva " son a los que se debe optimizar, rescatarlos de los vicios, de las drogas, de la falta de visión para el futuro a corto y largo plazo; ellos adquieren todos esos vicios y malas costumbres como las sodomitas, cuando vienen a las ciudades, tanto a la capital como a otras ciudades importantes.
    ¡Son hijos de Dios como nosotros, y muchas veces nos gana la impotencia al verlos tan perdidos, que muchas veces pensé que si se quedaban o se adentraban más en sus montes, hubieran sequido tan puros como la naturaleza misma, como el oxigeno!
    ¡¡Gracias y Adelante, Excelentísimo Señor Presidente!!
    Respetuosamente,
    ANA