El representante de la FAO, Jacques Dioof señaló a los medios de prensa que la visita, realizada en la tarde de hoy al presidente electo de la República del Paraguay, Fernando Lugo tuvo por objetivo presentar las tareas que realiza este organismo, principalmente en los países denominados pobres.

Jacques Dioof, explicó que debe haber una buena distribución de alimentos en las naciones pobres, con el propósito de erradicar el hambre en la población. Sostuvo que hay unos 50 millones de niños que mueren de hambre, como consecuencia de la escasez de alimentos en algunas partes del mundo.

Dijo que la FAO ha organizado una conferencia con mandatarios de países desarrollados con la finalidad de analizar las causas y las medidas que se deben tomar ante esta situación delicada.

En conclusión, el integrante de la FAO expresó que se debe invertir en la producción, en particular en los países pobres, a través del reparto de semillas a los campesinos y alimentos para el sector pecuario.

Hay que hacer inversión en el control del agua y en el almacenamiento de la toda la estructura rural y permitir a los agricultores tener acceso a factores productivos.