El presidente electo Fernando Lugo también aclaró el tema del nombramiento de personas allegadas a su entorno, como funcionarios de la Entidad Binacional Yacyreta.

Al respecto, repitió lo mismo que hace una semana antes de viajar había dicho a la prensa. “Hoy voy a repetirles con más fuerza, Fernando Lugo no ha pedido por nadie para que vaya a ninguna institución pública y nadie, absolutamente nadie ni mi hermana, ni sobrino, ni sobrina, están autorizados a pedir en mi nombre. Mal favor haría yo a la institucionalidad de la república, comenzando con el nepotismo que queremos enterrarlo definitivamente”, refirió.
Indicó además que la responsabilidad directa cae en el director de la entidad, en este caso Paul Sarubbi, quien es el indicado a dar la respuesta de quién le ha pedido por tales nombramientos y que trámites ha hecho para concretarlos. “Yo no he hecho absolutamente nada. Entonces deslindo toda responsabilidad de parte mía y les repito nadie, absolutamente nadie está autorizado por Fernando Lugo. Desautorizo definitivamente a todos que en mi nombre puedan pedir un favor a ninguna institución del Estado”, puntualizó.