Fernando Lugo
Caracas.- El presidente electo de Paraguay, Fernando Lugo, consideró hoy que los venezolanos deben construir "hasta el final" la revolución que han comenzado, al igual que los cristianos deben construir el reino de Dios como predicó Jesucristo, reseñó AFP.

"La revolución venezolana ha comenzado pero no ha llegado a su plenitud. El gran desafío de los venezolanos es construir esta revolución hasta el final", declaró Lugo, en el acto de entrega de recursos a consejos comunales, en el que participó junto al presidente Hugo Chávez.

El presidente electo de Paraguay realiza una visita de dos días a Caracas, en la que también se reunió con miembros de la Iglesia católica venezolana y participó en una misa en un barrio popular de la capital.

"En la Iglesia nos han enseñado la resignación cristiana y en nombre de esa resignación, ¡tantas cosas hemos aguantado! Tenemos que aprender la indignación cristiana, ante tantas cosas que ocurren en este continente", pidió Lugo.

Lugo aseguró que el reino de Dios predicado por Jesucristo, un reino de "paz, justicia, equidad, solidaridad y verdad" para construir una nueva sociedad, "ya ha comenzado pero todavía no ha llegado a su plenitud", al igual que la "revolución venezolana".

"Este reino que hemos comenzado no lo dejaremos atrás. De aquí, sólo para adelante, para atrás ni para tomar fuerza. ¡Adelante Venezuela, adelante América Latina!", aseguró Lugo, que invitó a Chávez a que acuda el 15 de agosto a su toma de posesión en Asunción.

El presidente electo de Paraguay, obispo suspendido de sus funciones por el Vaticano, ha declarado su deseo de cooperar con los gobiernos de izquierda de América Latina para construir sociedades más justas. (publicado en www.eluniversal.com)