“En materia de política internacional, Ecuador va a apoyar a Paraguay para llevar a cabo un plan nacional de Derechos Humanos e igualmente le va a dar toda la asistencia y la experiencia que tenemos para hacer un plan nacional migratorio. Ecuador ha sido el ejemplo en América Latina sobre ese tema”, dijo el Embajador de ese país, Julio Prado, luego de reunirse con el presidente electo Fernando Lugo en la mañana de hoy en el local de la Alianza Patriótica para el Cambio.

El diplomático indicó que el plan migratorio tiene varias fases y una de ellas es crear una red popular, en donde se encuentran los principales focos de migrantes. Esto ayudaría a que las personas que están fuera tengan asegurada la cobertura social, trabajo, documentación y sobretodo tengan acceso a otro tipo de beneficios sociales que pudieran adquirir en el país donde residen.

La segunda fase es el retorno y otro punto muy importante tiene que ver con las remesas. El envío de las mismas debe servir para la inversión y no solo para el gasto de las personas donde esas remesas llegan. “Queremos que tanto las personas que envían como las personas que reciben esas remesas puedan tener un momento de invertir, de generar trabajo y además que pueda generar ahorro para el país. Esas son las principales facetas”, señaló.