Estamos en la nueva primavera
de los trabajadores, dijo Lugo

En un emotivo discurso dado por el electo presidente de la República, Fernando Lugo, ante cientos de obreros que se reunieron en el polideportivo del Colegio Cristo Rey, reiteró el compromiso del nuevo gobierno que encabeza desde el 20 de abril, de luchar por la dignificación de los trabajadores.

En ocasión de celebrarse el Día Mundial del Obrero, Lugo felicitó a los presentes y en su nombre a todos los paraguayos que conmemoran este día, aún estando desocupados, como consecuencia de una realidad social que no le resulta indiferente ni deja de preocuparlo. “Felicidades por la fecha histórica de recuperación de la dignidad de los trabajadores del mundo y sobre todo de nuestro país. Esta fecha nos sorprende en la construcción de la unidad sindical del Paraguay que viene a ser la nueva primavera de los trabajadores del país”, dijo Lugo inicialmente.

Señaló que tiene presente aquellas reuniones donde nacieron los Movimientos que hoy se conocen como Resistencia Ciudadana y la Alianza Patriótica para el Cambio; acuñada en sus inicios por los trabajadores, representantes del Bloque Social y Popular.

Esto, refirió Lugo, dio nombre y origen a una nueva experiencia política que hoy ha cometido la osadía de ser gobierno gracias a este pueblo que optó por cambio definitivamente en nuestro país.

“Por eso quiero señalarles mi gratitud y empeño. Quiero agradecer sinceramente a la clase trabajadora, una clase luchadora y perseguida. Gracias por este acontecimiento inédito de compartir con ustedes este 1º de Mayo. Porque soy un presidente que les pertenece a ustedes. Nuestra deuda y mi deuda personal es con este pueblo trabajador, obrero, campesino, humilde y quiero pedirles que no nos abandonemos”, remarcó.

Dio especial atención a la gran conquista que se logró gracias a la gran participación ciudadana, a las centrales sindicales, a la clase trabajadora; sin olvidar a muchos hombres y mujeres de nuestro país, que con la vocación de trabajador, hoy no tienen posibilidad de realizarla y no tienen trabajo, teniendo por ello que migrar a otros campos de trabajo como la Argentina, España y EE.UU. Pensamos también en ellos, dijo para ganarse el aplauso cerrado de los presentes, consciente de la realidad de nuestro pueblo.

“No les vamos a olvidar, la clase trabajadora paraguaya que realmente hace honor a nuestra nacionalidad donde sea porque se distingue a un trabajador honesto. Hoy esta fecha les pido que nos mantengamos unidos; la unidad no tiene precio, la unidad no se negocia y el nuevo Paraguay tampoco tiene precio y tampoco se negocia”, sentenció.