Reporteros sin Fronteras manifiesta su enorme preocupación tras el atentado a disparos sufrido, el 8 de abril de 2008 en Curuguaty (a 300 km. al noreste de Asunción), por Alfredo Avalos, locutor de la emisora 105.1 San Isidro FM. El periodista, alcanzado en la cabeza, se encuentra actualmente entre la vida y la muerte y su esposa, Silvana Rodrígues, murió en el atentado. La organización teme por la seguridad de los medios de comunicación paraguayos, en el contexto de la campaña para las elecciones generales del 20 de abril que entre otras cosas tienen que designar al sucesor del presidente Nicanor Duarte Frutos. [leé el resto del comunicado]