En declaraciones hechas a la prensa en la mañana de hoy el Embajador de Gran Bretaña Dr. Jon Hughes, luego de la reunión con el presidente electo Fernando Lugo, señaló que la conversación giró sobre las prioridades del nuevo gobierno del Paraguay y también sobre las relaciones entre Gran Bretaña y nuestro país.

En cuanto a las relaciones entre ambas naciones, el diplomático aclaró que si bien es cierto que la Embajada tiene sede en buenos Aires (Argentina), la visita de esta mañana tuvo como propósito mantener un contacto directo con los líderes paraguayos y el gobierno.

Indicó además que charlaron sobre un posible proyecto, pero eso forma parte de un contacto directo y privado. Recordó que actualmente hay un banco británico nacional operando en nuestro país (HSBC) y que el interés apunta también a temas relacionados con la energía y la posibilidad y producir hidrocarburos, aunque ese ramo de la industria demorará varios años en concretarse y comenzar a dar resultados.

Finalmente manifestó el interés de reabrir la embajada británica en nuestro país alegando que ello pasa por una cuestión de presupuesto, aunque no descartó la posibilidad. Por de pronto, dijo, vía cancillería ya recibieron la invitación para asistir al acto de traspaso de mando el próximo 15 de agosto.